Historia del origami

El origami es considerado un arte, el cual consiste en efectuar una serie de dobleces al papel para crear figuras.

Para llevar a cabo estas representaciones no se utilizan tijeras ni pegamento alguno.

Los elementos para realizar los modelos seleccionados son el papel de formato cuadrado o rectangular y las manos como herramienta.

Significado del origami

En sus inicios, la práctica del origami era conocida como “Kami” que significa “papel de Dios”.

Después, llegó a ser nombrado “orikata” que quiere decir “ejercicio de doblado”.

Por último, se utilizó los términos “ori” que expresa “doblar” y kami. Esta expresión pasó a ser “gami”, formando el vocablo “origami” por la que es conocido hoy mundialmente y que traduce “doblar papel”.

Un paseo por la Historia del origami

Según los indicios encontrados, la historia del origami surge en China en los siglos I y II.

Posteriormente en el siglo VI, es introducido a Japón por medio de los monjes, de allí la connotación religiosa del mismo.

Inicialmente, fueron utilizados por aquellos que podían obtener papel por ser este un elemento difícil de conseguir para la época. El origami fue utilizado para decorar los vasos en las bodas sintoístas.

Sin embargo, con el tiempo se encontraron nuevos mecanismos que lograron aumentar la producción y abarataron el costo del papel.

Esto trajo como consecuencia que este arte fuese accesible a todo público.

Es en esa época donde fueron originadas las figuras de un anfibio como la rana, la grulla, entre otros.  

El origami llega a occidente por medio de los musulmanes. Ellos quedaron maravillados ante la creatividad en la realización de las figuras con papel.

Los moros realizaron grandes aportes en la realización de sus diseños.

Estas contribuciones fueron efectuadas a través de estudios matemáticos y geométricos con el propósito de perfeccionar la técnica.

Un paseo por la Historia del origami

Al conquistar los moros a España, introdujeron el origami y a pesar de su retirada continuó desarrollándose esta técnica.

Después, siguió extendiéndose a través de los distintos viajes realizados durante la conquista del nuevo mundo.

Llegan los siglos XIX y XX y es entonces cuando el origami da un salto por influencia norteamericana. Se observan cambios importantes como el uso de colores, papeles de texturas diversas, entre otros. 

Creador del origami

Creador del origami

Akira Yoshisawa se reconoce como el creador de la nueva era del origami. Él fue quien concibió una simbología en este arte, que ha sido aprobado por todos y aún perdura.

Igualmente introdujo nuevas figuras con modelos de tres dimensiones, lo que le dio un nuevo impulso al origami.

Escribió varios libros sobre el tema y es él quien populariza este arte.

Es importante destacar que en la actualidad existen varios estilos de origami diferenciados entre sí, algunos de ellos son:

  • El de acción, el cual se caracteriza por un movimiento parcial de la figura realizada. Entre las que están la capacidad de volar o poder inflarlos o tirar de ellos para que se despliegue completamente.
  • El modular, este consiste en la unión de varias tiras de papel para crear un modelo completo.
  • El plegado húmedo, se utiliza para lograr delicadas curvaturas en lugar de dobleces.

Los avances en la realización de figuras más complejas han exigido la elaboración de un papel más especializado.

El internet ha ayudado a la interacción entre los interesados en el tema.

No cabe dudas en que este nivel histórico no parará aquí, pues aún hoy en día se siguen dando importantes avances en la materia, para escribir aún un poco más de historia que se hará referencia, en un futuro, a nuestros días.